Mensaje de SOMPU sobre la infección por Coronavirus COVID-19

Ante la pandemia de coronavirus, declarada recientemente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el diagnóstico de los primeros casos en nuestro país, la Sociedad de Oncología Médica y Pediátrica del Uruguay (SOMPU) emite las siguientes recomendaciones a los profesionales de la salud implicados en el tratamiento de pacientes oncológicos, los pacientes y sus familias.

Si bien no hay evidencia del comportamiento del Coronavirus COVID-19 en la población oncológica, es posible que los pacientes bajo tratamiento oncológico puedan presentar una mayor incidencia de complicaciones asociadas que la población general, al igual que ocurre con otras infecciones virales respiratorias.

La mayoría de los casos en la población general tiene un curso clínico leve. Sin embargo, en el paciente oncológico por la propia enfermedad, sus comorbilidades (condiciones médicas asociadas), o el tratamiento instituido, podría asociarse a un cuadro clínico más severo.

Con el objetivo de proteger a nuestros pacientes, sus familias y los profesionales del equipo de salud, la SOMPU se adhiere a las recomendaciones generales emitidas por el Ministerio de Salud Pública (1) y la Organización Mundial de la Salud (2), y solicitamos a los distintos servicios de oncología del País a que valoren la implementación de las siguientes medidas:

  • Hacer énfasis en la importancia del lavado correcto y frecuente de manos con agua y jabón o con alcohol en gel autorizados.
  • Limpiar frecuentemente las superficies del entorno del paciente y la consulta, incluyendo las computadoras, escritorios, etc.
  • Minimizar contactos físicos sociales (saludos con besos, dar la mano, abrazos, etc)
  • No compartir mate ni artículos de uso personal
  • Evitar exposiciones innecesarias en espacios físicos densamente poblados (traslados colectivos innecesarios, cines, teatros, espectáculos y aglomeraciones en general)
  • Evitar los viajes al exterior a menos que sean estrictamente necesarios
  • Evitar contacto y mantener distancias (dos metros) con personas con síntomas, fiebre, tos, etc.
  • Usar pañuelos desechables y toser sobre la cara interna del antebrazo. Evitar tocar la cara y mucosas (boca, ojos y nariz) sin lavarse las manos.
  • Minimizar el número de acompañantes en internación, hospital de día y sala de espera.
  • Maximizar (dependiendo de las capacidades del prestador) el uso de consultas y exámenes a domicilio exceptuando las inherentes a emergencias vinculadas a toxicidades del tratamiento.
  • El uso de mascarilla se recomienda para pacientes que presenten síntomas de sospecha y debe estar correctamente colocada y cambiarla al humedecerse.
  • Considerar posponer las consultas de seguimiento de pacientes que no están en tratamiento activo contra el cáncer o realizar esas citas por telemedicina.
  • Considere llamar a todos los pacientes agendados un día antes de la consulta para detectar la exposición o síntomas de COVID-19.
  • Considerar la obtención de muestras de laboratorio en domicilio en lugar de que los pacientes ingresen al centro de salud (de tener disponibilidad el prestador).
  • Se recomienda a las instituciones generar una vía de comunicación directa con los servicios de Oncología (mail o telefónica) para poder canalizar las consultas de forma rápida y directa.
  • Para pacientes con diagnóstico de COVID-19 en tratamiento activo contra el cáncer, se sugiere seguir los lineamientos generales de manejo clínico para retrasar o modificar el tratamiento del cáncer en un paciente con infección activa.
  • Para aquellos pacientes sin infección conocida por COVID-19, en la mayoría de los casos es probable que sea más importante iniciar o continuar el tratamiento sistémico del cáncer que retrasar o interrumpir el tratamiento debido a preocupaciones sobre la posible infección por COVID-19. Estas decisiones deben individualizarse por el equipo tratante según los objetivos generales del tratamiento, el estado oncológico actual del paciente y la tolerancia al tratamiento, así como su condición médica general.

Es importante mantener la calma, la asistencia y que el cuidado del paciente Oncológico está garantizado, estas sugerencias apuntan a proteger a todos los pacientes oncológicos y no oncológicos, sus familias y el equipo de salud. Es responsabilidad de todos el cuidado y el control, garantizando la asistencia de todos los pacientes y la seguridad de todos.

 

 

  1.  https://www.gub.uy/ministerio-salud-publica/comunicacion/noticias/coronavirus-toda-informacionaqui
  2.  https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public